Filtros
Swipe to the left

Entrevista con Alba Albelda y Ramón Goñi, de Deriva

Entrevista con Alba Albelda y Ramón Goñi, de Deriva
10 de noviembre de 2017 No comments

Alba y Ramón tenían un sueño. ¿Por qué no diseñar y fabricar a partir de materiales reciclados? ¿Por qué no ofrecer una oportunidad de seguir aportando valor a través de su trasformación a estos materiales? Encontraron la respuesta en su entorno, la mar, a eso con lo que tanto habían soñado. Así nació Deriva. A partir del aprovechamiento de las velas de navegación que ya no sirven idearon una línea de objetos de bella factura que están resultando un éxito.

Además del material reciclado, trabajáis con modernos procesos de manufactura tales como el 3D. ¿Cómo es este proceso y que supone para vosotros trabajar con esta técnica? ¿Qué podéis destacar del resultado final obtenido respecto de productos fabricados con otros procesos, quizá más tradicionales?

Para nosotros las ventajas del 3D en cuanto a personalización de producto son infinitas. Aunque es un material nuevo al que poca gente está acostumbrada, enseguida te asombra. Las posibilidades de este material están todavía por explorar y a nosotros ya nos ha robado el corazoncito. Flexibilidad de diseño, capacidad de reacción, producción local, el hecho de que pueda ser biodegradable...

Vuestro producto estrella parece ser la “mochila 1701” que ya está marcando tendencia pero, ¿qué otros objetos tenéis en mente o podéis destacarnos?

Aunque seguimos con los ojos centrados en la 1701, tenemos entre manos una línea de chubasquero y otro producto que puede tener mucho gancho —con un guiño ochentero al origen de Deriva: riñoneras, en las que queremos mezclar dos tipos de vela (SPI y DACRON), como en la 1701.

Habláis de vuestra empresa y de vuestros valores en términos de sostenibilidad y de respeto por el medio ambiente, asociados a los procesos productivos. ¿Cómo se materializa ese ideario sostenible en el proceso productivo y en el del día a día?

Para nosotros ser sostenible no es sólo fabricar con material reciclado o biodegradable, también es ser capaz de fabricar un producto que enamore porque tiene una historia detrás, sumarle valor. Nos gusta hacer hincapié en cuál es el origen de Deriva y en por qué cada 1701 es diferente e imperfecta.

Vuestra forma de producir os sitúa en lo que se conoce como economía circular. ¿Veis necesaria esta transición hacia un modelo de economía distinta que pondere el consumo de recursos? ¿O lo consideráis un modelo más, diferente, que ha de convivir con la economía más tradicional?

Creemos que el modelo de economía está en tránsito hacia ese modelo circular. Hay muchas pequeñas marcas como la nuestra que creen en hacer bien las cosas y que poco a poco van empujando a los grandes hacia la tendencia de la economía circular.

Como emprendedores y en este duro proceso que siempre supone sacar adelante una idea, ¿cuál creéis que es la mayor dificultad que estas encontrando en el camino? ¿Qué consejo daríais a los futuros emprendedores?

El hecho de trabajar con nuevos materiales a los que no se está acostumbrado hace que nazcan complicaciones continuamente: de prototipado, de texturas... Hay que hacer muchas pruebas y tienes que romperte la cabeza para resolverlas de la mejor manera posible.

Al aterrizar las ideas siempre vas a darte contra el suelo. Nuestro consejo es dejarse llevar. No frenar por miedo o por escepticismo de otros, porque la persistencia es tan importante o más que la idea.

¿Cuál es el mercado objetivo de Deriva? ¿Os planteáis un escenario internacional de ventas o por el momento preferís centraros en el mercado de casa?

Cuando lanzamos la 1701 pensamos en empezar por el mercado local, sin cerrarnos ninguna puerta, pero lo cierto es que la mochila está despertando interés tanto en casa como en el mercado internacional.

Algo un poco más personal...

¿Invierno o verano? Verano.

¿Trabajar solos o en grupo? En grupo.

¿Momento favorito del día? Cuando ves que un diseño en el que has trabajado tanto, sale a la luz.

¿Película de la que no os cansáis nunca? The Big Wednesday.

¿Sitio favorito para relajaros? La Duna de Pilat.

Para Ekohunters cualquier emprendedor merece todo el respeto del mundo. Pero cuando además acompaña su idea de negocio de valores y compromiso con el cambio social y medio ambiental —¡tan necesario para nuestro planeta!—, merece también todo nuestro reconocimiento. ¡Gracias Deriva! Os deseamos toda la suerte del mundo.

¡Descubre más sobre la marca y sus productos en el post de bienvenida a Ekohunters!

Posted in: Ecodiseñadores