Filtros
Swipe to the left

Tóxicos, aprendiendo a conocerlos

Tóxicos, aprendiendo a conocerlos
7 de noviembre de 2018 No comments

Materiales de construcción, decoración, pinturas o lacados, plásticos y multitud de sustancias de uso diario que inundan nuestros hogares de potenciales elementos tóxicos, en muchos casos por una simple cuestión de abaratamiento de costes de producción, sin tener en cuenta las consecuencias a largo plazo del contacto constante y continuado en el tiempo con estos elementos cotidianos por parte de las personas.

Los tóxicos en el hogar son un problema muchas veces ignorado por desconocimiento, porque no se ha investigado suficientemente sobre ello, otras simplemente porque legislaciones laxas de sus lugares de origen(fabricación) permiten estándares en sus procesos productivos de dudosa calidad o que introducen sustancias no permitidas en nuestro entorno. En ocasiones nosotros mismos hacemos un mal uso de la manipulación de productos de limpieza o de otra índole no poniendo la diligencia que requieren y colocando en grave riesgo la integridad de nuestro hogar y a las personas que habitan en él.

No sólo la polución atmosférica de la calle puede ser potencialmente nociva, tanto en nuestros hogares como en los centro de trabajo el aire que respiramos puede estar viciado por sustancias y agentes de diversa índole que pueden ser tan nocivos o incluso más que los que podemos respirar en la calle de cualquier gran ciudad. Sustancias derivadas del humo del tabaco, Aires acondicionados o sistemas de ventilación en mal estado, sucios, aparatos de calefacción o de otra índole que no combustionan de manera correcta son fuentes potenciales de graves problemas para la salud.

Pero incluso los propios materiales con los que se ha edificado o con los que se ha decorado la vivienda pueden contener sustancias nocivas para la salud. Recubrimientos y aislantes(Yesos, PVC, colas y pegamentos…) suelen ser los sospechosos habituales donde podemos encontrar sustancias como Ftalatos que diversas investigaciones relacionan con problemas por producir efectos como disruptores hormonales.

Un problema ya clásico que muchos alérgicos conocerán sobradamente es el polvo que se acumula en nuestros hogares. Moquetas y alfombras sueles ser( y especialmente cuando su fabricación con el rigor debido) fuente de nocivos tales como los retardantes de llama además de acumular gran cantidad de polvo. cables, muebles, tejidos, colchones, moquetas, alfombras, sofás… son productos que acumulan este tipo de sustancias(los PBDE) que se inhalan en muchos casos y acumulan en nuestros cuerpos provocando alteraciones hormonales e incluso estudios los relacionan con el cáncer de tiroides.

Otro de los grandes grupos de potenciales tóxicos a los que estamos expuestos son los alquilfenoles. Contaminantes ya muy extendidos en la naturaleza, especialmente en el agua, se encuentran desde los recubrimientos de conducciones de agua pasando por recubrimientos así como también en adhesivos, gomas, recubrimientos, productos de aseo personal y cosméticos, pinturas, pesticidas, detergentes, productos de limpieza, pesticidas, productos textiles, es decir, que estamos ante una de las familias de tóxicos más extendida en nuestros hogares y centros de trabajo. Sus efectos sobre el ser humano se relacionan con problemas de fertilidad y desarrollo.

El Bisfenol A hace ya tiempo que se convirtió casi en un símbolo de la lucha en contra de las sustancias tóxicas que inundan nuestra vida diaria. Su uso generalizado en todo tipo de productos y sectores hizo que existiera cierta resistencia de las autoridades por prohibir su uso. Finalmente ante la abrumadora cantidad de estudios e investigaciones que lo relacionaban sin ningún genero de dudas con entre otros graves riesgos para el sistema inmunológico y el desarrollo infantil la unión europea así como la agencia ambiental americana prohibieron su uso. La Revista de la Asociación Médica Americana, basada en el seguimiento de centenares de personas adultas a las que se midió su nivel de concentración de bisfenol A en orina y la posible vinculación de eso con diversos problemas, encontró que existía una clara relación con la diabetes tipo 2, con problemas con los enzimas hepáticos y con problemas cardiovasculares.

El bisfenol A ha sido asociado también a alteraciones inmunológicas, efectos tiroideos, obesidad, problemas de fertilidad femeninos, poliquistosis ovárica, anomalías cromosómicas en los fetos, adelanto de la pubertad en niñas, alteraciones prostáticas, malformaciones genitourinarias.

CDs, DVDs, carcasas de ordenadores, electrodomésticos, resinas del interior de muchas latas de comida, bebida, también en muchas pinturas y recubrimientos de superficies, pegamentos muy usados en construcción y decoración incluso en empastes de dientes, el Bisfenol ha sido utilizado en multitud de productos de nuestro día a día y ha sido y es una amenaza grave para nuestra salud.

La relación entre antigüedad y toxicidad en multitud de ocasiones va de la mano. Es el caso de otro de los grupo de sustancias de riesgo; Los Metales pesados. Pinturas aplicadas en décadas precedentes suelen contener plomo que con el paso del tiempo o con las actuaciones llevadas a cabo para restaurar las paredes(lijados, raspados) sueltan partículas que pueden ser absorbidas por el cuerpo. Podemos igualmente encontrar este elemento en cerámicas, cristales, o algo especialmente grave, os juguetes, que procedentes de determinados países pueden contener plomo o haber sido cubiertos con pinturas que lo contienen. Las consecuencias a su exposición prolongada como en casos anteriores pueden ser graves para la salud. Reducción de la fertilidad masculina y femenina, trastorno de déficit de atención e hiperactividad, trastornos psiquiátricos, enfermedad renal crónica, deterioro cognitivo, enfermedades coronarias…entre otros muchos.

En este mismo se encuentran también otros metales como el mercurio producto muy habitual en adhesivos, revestimientos sellantes…con consecuencias son igual de graves para la salud. Pero el problema real de este metal en su localización en la cadena alimentaria. Especialmente en el pescado (especies como el atún o el pez espada), desde donde pasa a nuestro cuerpo tras su ingesta. Vertidos incontrolados por parte de la industria tanto a ríos como al mar en última instancia ha supuesto un grave problema salud que persiste a pesar de las restricciones al uso de este metal por parte de la U.E.

Junto a estos descritos aquí existen muchos otros tóxicos, como los compuestos orgánicos volátiles(Formaldehido, Benceno, Tolueno, Estireno y Xileno), los compuestos perfluorados(Existentes en muchas sartenes y cazuelas), Hidrocarburos aromáticos(existentes en velas, estufas, chimeneas, incienso…) o los Parabenos que han creado y crean gran alarma puesto que su uso está extendidísimo entre otros en muchos productos, desde cremas para la piel a fármacos, pasando por desodorantes o productos alimenticios.

Aunque está permitido su uso, hay estudios científicos que los han asociado a problemas diversos, entre los cuales se citan dermatitis de contacto alérgica y otros problemas de piel, posibles efectos estrogénicos , y al cáncer de mama… entre otros.

Sin duda hemos de poner mucha atención ante esta amenaza, especialmente en lo que se refiere a los grupos de mayor riesgo como son los niños y las embarazadas. Tanto en unos como en otros las consecuencias de verse expuestos a sustancias tóxicas son especialmente graves pudiendo verse afectados su normal crecimiento o en el desarrollo del feto en las embarazadas.

Tanto las autoridades sanitarias de control como ambientales de la U.E y de cada uno de los países legislan y controlan la utilización legal de estas sustancias. A pesar de lo cual su uso, bien sea por haberse producido en décadas precedentes como el caso de revestimientos …pinturas, moquetas, ..etc, sigue produciendo efectos. En otros casos, como el mercurio y sus vertidos a consecuencia de los cuales ha contaminado algunas especies de pescado con el consiguiente riesgo para las personas o los parabenos muy utilizados en la industria cosmética son un riesgo grave y actual sobre los que hemos de poner atención.

Ekohunters pone una especial atención a este tema de los tóxicos. Productos diseñados y fabricados en ausencia de sustancias que puedan ser perjudiciales y dañar la salud. Nuestros diseñadores ponen el rigor que requiere un tema tan sensible e importante para las personas. No dejes de visitar nuestra web y comprobar que todos nuestros productos marcan la pauta en lo que ha toxicidad se refiere.


¨Nota- Fuente de información: https://www.hogarsintoxicos.org