Publicado el

BODEGAS OSTATU

bodegas-ostuto-ekohunters-premios-sostenibilidad-bbva-el-correo

El pasado 12 de marzo se celebraron, organizados por el BBVA y el periódico El Correo los Premios a la Sostenibilidad, donde entre 98 candidaturas, Bodegas Ostatu, de la localidad de Samaniego, en la Rioja alavesa, obtuvo el premio que le acredita como referente en Sostenibilidad.

Hoy hablamos con Mariasun Sáenz de Samaniego, su Gerente, sobre su bodega, su modelo de desarrollo y porqué la sostenibilidad es tan importante en su actividad.

Image

¿Como creéis que podemos definir , o cuál es el fundamento diferenciador que tiene Bodegas Ostatu y sus vinos respecto de sus competidores en mercado? (que son muchos..)

La diferenciación en bodegas, de nuestra dimensión y estructura, es el único camino para la supervivencia en nuestro sector, y esa diferenciación viene fundamentalmente de nuestras uvas, buscando la máxima calidad y expresión en nuestros vinos.

En este sentido, tengo que decir que estamos en un entorno privilegiado para desarrollar una viticultura de calidad, como es Rioja Alavesa, debido a su climatología, suelos, variedades autóctonas, tradición .. a lo que por supuesto tenemos que sumar el compromiso por la mejora continua y el respeto por ese entorno que nos proporciona nuestra forma de vida.

Últimamente las bodegas de vino han pasado de cultivar uva y elaborar el vino a ser un auténtico catálogo de experiencias turísticas. En este sentido ¿Qué oferta Enoturística, si la tiene, ofrece Bodegas Ostatu a quien quiera visitaros?

Si así es, el enoturismo se ha convertido en un factor de desarrollo del territorio muy importante, y las bodegas hemos desarrollado nuestra oferta de experiencias, orientadas no solo a que el cliente consuma y conozca nuestros vinos y nuestro trabajo, si no a que este se convierta también en consumidor de territorio, favoreciendo el desarrollo del entorno rural en el que nos encontramos.

Image

Hace escaso un mes fuisteis premiados en la edición de los premios a la sostenibilidad que organizó el BBVA junto al periódico El Correo y en el que también Ekohunters fue finalista.¿Qué valoración hace Bodegas Ostatu del premio recibido?¿Este reconocimiento como “referente en sostenibilidad” compensa de cara al futuro el mayor esfuerzo que llevará aparejado? ¿Creen que sus clientes valoran este esfuerzo a la hora de elegir su vino o lo llevan a cabo como responsabilidad y compromiso propios, por respeto hacia el medio en el que desarrollan su actividad?

La valoración, como no puede ser de otra manera, es muy positiva, al ser reconocido nuestro proyecto como uno de los destacados, más en estos tiempos en los que las buenas noticias y los impulsos motivadores escasean, el reconocimiento fue muy positivo para todos nosotros.

Así mismo, nos anima a seguir con nuestro trabajo, basado en la responsabilidad medioambiental y social de nuestra actividad.

Concretamente el proyecto premiado, Viñadiversidad, es muy ambicioso en cuanto a conocimiento y mejora de la biodiversidad, y estructura de los suelos de nuestros viñedos, aprovechando su potencial como sumideros de carbono, y trasladando esa diferenciación de cada parcela a nuestros vinos.

Todo este compromiso y esfuerzo, lo trasladamos al mercado, orientándonos a un cliente que busca un valor añadido y un producto comprometido, ardua tarea en la que nos encontramos, pero que estamos seguros y cada vez es más evidente una mayor preocupación del consumidor en el tema de sostenibilidad medioambiental y social.

Image

Siguiendo con el tema de la sostenibilidad en la Bodega ¿Qué medidas está tomando Bodegas Ostatu para reducir sus impactos sobre el medio ambiente y sus recursos? 

La sostenibilidad, puedo decir orgullosa, forma parte del adn de nuestra pequeña organización, y llevamos muchos años trabajando en esa línea, en los diferentes procesos de nuestra bodega: instalación fotovoltaica, climatización por biomasa, circuitos de recuperación de agua, iluminación leds.. son muchos los pequeños pasos que hemos ido dando más allá de la viticultura ecológica y regenerativa que estamos llevando a cabo.

Ostatu fue la primera bodega, en calcular su huella de carbono para todo el proceso y a raíz de este cálculo se implantaron pequeñas e importantes mejoras, destinadas fundamentalmente a la reducción del efecto del packaging, proceso con más impacto en la huella de carbono, con la reducción del peso del vidrio, cartón reciclado, etc…

En definitiva, un largo recorrido a base de pequeños pasos, que finalmente suponen un importante compromiso, que a la vez es motivador para todo el equipo y familia que formamos Ostatu.

Image

En este sentido Bodegas Ostatu no es un agente único en su cadena de valor. ¿Cómo implican y en qué grado lo hacen a los diferentes agentes partícipes de esta cadena(Viticultores, Distribuidores…etc) en este compromiso y la responsabilidad adquiridos con la sostenibilidad por la bodega? ¿Se muestran igualmente abiertos a implementar modelos sostenibles en su actividad o lo hacen únicamente en su relación con Bodegas Ostatu?

Por supuesto este compromiso intentamos trasladarlo a todos los agentes con los que interactuamos, especial relevancia tienen los viticultores con los que llevamos muchos años trabajando y colaborando, animandoles a dar pasos hacia un modelo de viticultura más sostenible, y como siempre, te encuentras de todo, gente más abierta a los cambios, y otros a los que un pequeño cambio es todo un mundo.

En cualquier caso, un modelo más sostenible, es lo que todos buscamos, por lo que a través de pequeños pasos conseguimos implicarles en un compromiso de organización, en la que ellos son también parte.

Image

¿Está el sector vitivinícola en general comprometido con el desarrollo sostenible de su actividad? ¿Cuál creéis que es en general el mayor problema al que se enfrentan las bodegas, el sector del vino en general, con respecto a los impactos sobre el medio ambiente en su actividad? ¿Qué medidas creéis que serían necesarias llevar a cabo a nivel sectorial para mejorar estos impactos?

El sector vitivinícola, es un sector comprometido con el desarrollo sostenible, y se han dado importantes compromisos tanto por parte de grandes grupos y grandes bodegas, como por parte de pequeñas bodegas, aunque todavía insuficientes. El mercado todavía no es muy exigente en cuanto a la importancia de este  compromiso del producto que consume, aunque somos conscientes que esto va a ir cambiando rápidamente hacia un consumidor mucho más exigente y sensible, lo estamos viendo ya en otros países.

Las medidas que el sector puede poner en marcha, coinciden con la que cada uno de nosotros a nivel particular,  debemos y podemos implantar: reducir consumos energías fósiles, eficiencia en el consumo de agua, reciclaje, mejora del paisaje y de la biodiversidad, responsabilidad social, ecología,… muchos ámbitos de actuación y mejora.

No podemos olvidar que el sector, está acusando el efecto del cambio climático en primera persona, con los efectos de este sobre el cultivo del viñedo: inclemencias meteorológicas cada vez más habituales, adelanto del ciclo vegetativo, adelanto de la maduración de la uva, etc…por lo que la implicación debería ser máxima, y las instituciones deberían empujar de manera importante a su impulso.

Image

Sin duda el cambio climático y el calentamiento global están cambiando el planeta y todos sus escenarios. ¿Cómo creéis que afectara este cambio al sector vitivinícola? ¿Se está notando ya este cambio en el clima(Elevación de las temperaturas, fenómenos de tormentas más acusados, otoños y primaveras más cortos…) en el cultivo y la elaboración de los vinos? ¿Está en peligro, debido a estos cambios, el sector vitivinícola tal como tradicionalmente se ha conocido?

No podemos olvidar que el sector, está acusando el efecto del cambio climático en primera persona, con los efectos de éste sobre el cultivo del viñedo: inclemencias meteorológicas cada vez más habituales, adelanto del ciclo vegetativo, adelanto de la maduración de la uva, etc…por lo que la implicación debería ser máxima, y las instituciones deberían empujar de manera importante a su impulso.

En nuestro territorio, podemos ver el efecto de ese cambio climático, pues hoy tenemos viñedos a unos 750 metros de altura, y esto hace 50 años era impensable, que pudiera ser posible, y conseguir buena maduración en esos lugares, antes considerados demasiado frios y húmedos para el desarrollo de un viñedo de calidad, y hoy en día conseguimos uva con una buena maduración y equilibrio.

Se están adaptando practicas vitícolas, que mitigan en parte el efecto del cambio climático, yo no creo que el sector este en peligro, pero si muy alerta  y comprometido para que esta situación no se agrave.

Image

En medio de todos estos cambios que se están produciendo ¿Cómo veis el futuro de la región de Rioja Alavesa?¿Tendrá el territorio y sus habitantes capacidad de Resiliencia a estos cambios?¿Existe una verdadera voluntad por llevar a cabo el cambio necesario hacia postulados de sostenibilidad económica, social y medioambiental entre sus habitantes y gobernantes?

Este entorno, Rioja Alavesa donde trabajamos y donde se encuentran nuestros viñedos, con su candidatura de Paisaje cultural del vino y el viñedo a ser nominado Patrimonio de la Humanidad por Unesco, es un territorio de gran valor histórico, social, cultural para todo Euskadi, que todos estamos obligados a cuidar, proteger y valorar, trabajando hacia esos postulados de sostenibilidad económica, social, y medioambiental necesarios para su supervivencia y puesta en valor.

Por último, una recomendación, de los diferentes vinos que elabora Bodegas Ostatu ¿Podríais recomendar alguno en especial que creáis que deban catar sí o sí nuestros lectores?

Con los vinos, es difícil aconsejar uno, pues todos son diferentes, si tengo que aconsejar uno que pueda encajar en un perfil de consumidor más joven, con un consumo más casual, apostaría por ESCOBAL de Ostatu 2018, un vino con mucha fruta, redondo y una gran frescura que lo hace muy recomendable en diferentes momentos, tanto acompañado de gastronomía, como simplemente para disfrutar de una copa de vino.

Si mi consejo se dirige hacia un consumidor más maduro, iría por un vino más complejo, profundo, mineral como es el Selección de Ostatu 2016, perfecto para acompañar una buena comida y disfrutarlo con tiempo.

Image

Si te ha gustado este artículo sobre la producción sostenible de vinos, descubre otras historias inspiradoras como las de Urdailife, dedicada a la promoción turística y cultural de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai y Taller Karuna, dedicados a la bio-construcción con balas de paja.

Encontraras otras muchas historias inspiradoras en nuestra sección de producción y consumo sostenible.