Publicado el Deja un comentario

TERAI COSMETICA NATURAL

Hoy hablamos con Verónica García, fundadora de Terai cosmética, investigadora especialista en la elaboración de cosmética natural y ecológica.

Hola Verónica ¿Cuándo y cómo surge el proyecto de Terai Cosmética natural?

En Octubre hace cuatro años que estamos en el mercado, pero el proceso de creación comenzó un poco antes. Este proyecto surge por circunstancias personales, viene de una parte más emocional. Yo vengo del mundo académico, hice un doctorado en Finlandia y a la vuelta a Bilbao, trabajé en la universidad de Santander yendo y viniendo a diario. Intenté hacerlo en Bilbao y durante un tiempo reflexioné sobre por dónde quería orientarme y a mi que siempre me ha gustado el mundo de lo natural, sobre todo de la parte de la química de lo natural (la fitoquímica), me decanté por este mundo. Por otro lado, yo hacía cosmética natural en mi casa, sin intereses económicos, como hobby. Finalmente lo puse en común con mi pareja, que es también mi socio y otros dos amigos que también son socios de Terai y comenzamos el proyecto. 

Actualmente disponéis de la tienda física en Bilbao, la tienda online, además de distribuir en diferentes puntos de la península. ¿Cómo ha sido el proceso de expansión?

Pues ha sido un proceso largo, con mucha paciencia y mucho trabajo. Lo que inicialmente nació como una tienda física, sin distribución, una vez abrimos, nos dimos cuenta de que las tiendas unimarca no funcionan a no ser que sean tiendas con mucha rotación, pero sí vimos un gran interés en la marca. Como había esta demanda, empezamos a distribuir. En este caso, no hay un intermediario, la venta es directa. En un futuro, puede que si decidimos entrar en otro mercado, puede quenecesitemos un intermediario, pero en la medida de lo posible, lo intentamos evitar. Luego, contactando directamente con tiendas en las que nos gustaría estar, contactamos, enviamos muestras etc.  

PROCESO DE FABRICACIÓN

En tu caso Verónica, vienes del campo científico, ¿cuándo empezó tu interés por la cosmética natural y cómo te diste que uniendo el campo científico y la cosmética natural, lo podías convertir en tu medio de vida?

Ha sido más emocional, en un momento dado me pregunté ¿qué soy yo y qué puedo aportar? la base ecológica, la base ética y mi gusto por la fitoquímica fueron los detonantes. Yo como consumidora,  me interesaba por todos estos aspectos y por otro lado, ví que esto podría tener un salida en el mercado. En base a esto, ves, intuyes o te lo quieres creer, que hay un interés por la gente por este mundo. Ves que cada vez la cosmética natural tiene más interés en los medios de comunicación, que también se abren más supermercados ecológicos, que el mundo eco tiene una tendencia (ya sea por tema de salud, o por el tema medioambiental…) En mi caso, siempre ha sido lo inicial fué la ecología y luego se añadió el beneficio en la salud. Es un interés basado en mi experiencia científico. 

La aromaterapia, la ayurveda y las flores de Bach de la mano de la ciencia son los elementos principales de la fabricación de vuestros productos. ¿Explícanos qué beneficios tienen estos elementos para la piel y por qué estos y no otros?

La ciencia lo que te da es la certeza, hay estudios científicos que demuestran ciertas cosas. Por otro lado, la piel es el reflejo del alma, tus emociones te afectan a tu salud y a tu cuerpo. La piel, es uno de los órganos más importantes, es la que te está protegiendo y evita infecciones y el hecho de que no esté bien cuidada puede provocar más problemas. Por otra parte, la forma en la que hasta ahora estábamos cuidando la piel no es muy beneficiosa. Digamos que se estaban utilizando productos derivados del petróleo y el petróleo no tiene vida y como no tiene vida, no tiene oxígeno. Al organismo, lo tienes que alimentar no ponerle un plastón encima. Ya que tienes que alimentar a la piel, tienes que tener en cuenta que la piel deja permear ciertas cosas y que estas, pueden afectar a tu organismo, como por ejemplo los pesticidas, que tienen que ser ecológicos, si o sí. 

El uso de los perfumes me parece también imprescindible en el proceso, ya que tanto los perfumes como el uso de aceites esenciales, afectan a tu estado emocional. La aromaterapia está probada científicamente, aunque aquí no se considere ciencia, en Francia por ejemplo, tiene si lo es. Por último, el Ayurbeda, que es una ciencia de India que demuestra y las flores de Bach, que es algo que yo he probado desde hace tiempo y funciona. Yo tengo que comprobar que lo que utilizo, funciona, no es una herramienta de Marketing. Todos estos elementos, me parecía interesante combinarlos. 

Aquí en vuestro centro Bio-Bilbao aparte de venta al público y elaborar los productos e impartís charlas y talleres. ¿Cómo son estos talleres y qué tal está siendo la acogida de la clientela?

Los talleres están relacionados con el bienestar, es un complemento a los tratamientos.  En nuestro proyecto, la parte divulgativa, tenía también un peso importante y a través de estos talleres, tratamos de mejorar el bienestar de nuestros clientes. Temáticas como “Ordena tu armario”, “Dependencia emocional”, “Alimentación macrobiótica”, “Uso de plantas naturales”, ó “Cosmética natural”…son algunas de los tratadas en nuestros talleres.


Inicialmente, los talleres eran totalmente gratuitos, pero la gente no mostraba mucha seriedad y a lo mejor, se apuntaba y no venía, dejando a otras personas sin la posibilidad de asistir a los cursos. Ahora, decidimos cobrar 5€ en plan simbólico y van destinados íntegramente a una ONG, para filtrar realmente a la persona interesada en el curso. Esto sí que tuvo una repercusión en el aspecto de que ya no había tanta demanda.  Creo que antes, cuando empezó el tema de las divulgaciones, cuando se ponía un precio simbólico, la gente los pagaba sin problema, porque estaba empezando la oferta, la gente tenía ganas de saber y se apreciaba más. Es cierto que creo que hay una saturación en el mercado de este tipo de cursos, pero creemos que nuestra oferta es diferente y por el momento, está habiendo buena acogida. 

SOSTENIBILIDAD 

El consumidor de hoy en día cada vez está más informado, cada vez es más consciente del peligro que supone el uso de parabenos, conservantes y materiales derivados del petróleo. ¿Cómo contribuís al uso sostenible de los materiales en beneficio del cliente?

Las certificaciones de los componentes que utilizamos, lo demuestran. Los ingredientes son ingredientes vegetales y elijo estos ingredientes precisamente por la trazabilidad de los mismos. El cliente, puede venir a la tienda y comprobar que los ingredientes utilizados son de agricultura ecológica 100% certificada, además en el envase, el cliente puede identificar cuáles son los ingredientes ecológicos ya que tienen un asterisco en ellos. 

En el mundo de la cosmética, en estos últimos años ha habido un auge en por la cosmética natural, casi todas las grandes marcas tiene su línea verde de productos, no obstante, el debate sigue ahí, ¿Se han sumado a la moda para aprovechar el auge del eco-marketing?¿Una etiqueta verde convierte a un producto en ecológico? ¿Qué opinión te merece este debate? 

Creo una etiqueta verde no convierte al producto en ecológico. Creo que las grandes marcas se están aprovechando, pero creo que también lo hacen las pequeñas. Porque los laboratorios somos pocos, pero cada vez hay más marcas y normalmente esa gente no fabrica sino que va a otro laboratorio a que le fabriquen. Por ejemplo nosotros hemos empeza con una línea que es “fabricación a terceros” para una marca que no tiene el conocimiento/herramientas suficiente para fabricar, pero sigue siendo ecológico. 

Creo que es una moda a la que se está sumando mucha gente, pero considero que el que realmente lo lleva dentro, va sobrevivir. El que sea auténtico, sobrevivirá. 

En Terai Cosmética dais valor a vuestro carácter bilbaíno y artesano. ¿Qué significa esto y qué importancia tiene para vosotros?

Es una forma de defendernos ante la cosmética ecológica que está en tendencia. Es una forma de decir que somos auténticos, de Bilbao. Es una forma de mostrar nuestra personalidad como marca, nuestro carácter bilbaíno. Defiendo una artesanía moderna, cumpliendo con todas las normativas de sanidad, una artesanía con todas las garantías y profesionalidad. Hay otras marcas quizá con más recursos y herramientas de marketing, que sirven para divulgar la cosmética ecológica. Nuestro papel en el mercado es aportar esa cercanía, ese carácter bilbaíno que quizá otras marcas no aporten. 

Tanto en Bilbao como en otras ciudades, se han instaurado reconocidas marcas del mundo de la cosmética natural. ¿En qué medida ha afectado esto positiva o negativamente esto a vuestro negocio? ¿Qué os hace diferentes?

Positivamente, en que a nosotros nos ahorra recursos de marketing a la hora de divulgar y a la hora de enseñar a la gente que lo ecológico es necesario, desde el punto de vista de la sostenibilidad y de una vida saludable. Lo negativo, que si no es cierto, como hacen otras marcas, puede tener consecuencias negativas en los consumidores. Estas marcas ofrecen unos precios con las que nosotros no podemos competir, pero sinceramente, creo que hay marcas pequeñas que no fabrican o que tienen menos conocimientos químicos, o que incluso no pasan por sanidad, pueden hacer más daño a la gente que las marcas grandes. 

A MODO DE REFLEXION…

La reflexión es que el mundo eco es necesario, no concibo yo otra cosa, pero la gente debe ser más analítica. No hace falta ser químico para entender una etiqueta, hay ciertas pautas que se pueden preguntar. La gente debe ser analítica y preguntar. 

En mi caso, que no soy química y tengo 0 conocimientos de cosmética ¿Qué tendría que mirar en una etiqueta para que el producto me diera cierta credibilidad?

La base es que aparezcan los ingredientes, si no aparece un ingrediente, descártalo, porque es ilegal. Por otro lado, aunque no sepas química, sabes identificar un nombre en latín. Cuantos más nombres en latín haya y cuanto más arriba estén en la tabla, mejor será el producto. Con estos dos trucos, ya puedes saber mas o menos la calidad de un producto ecológico. Por otro lado por ejemplo, las marcas que tienen como segundo complemento la glicerina, es mejor también evitarlas, ya que en pequeñas cantidades, la glicerina hidrata, pero en altas, seca la piel y se utiliza también para abaratar la fórmula. 

Por otro lado, no me fijaría de aquellas marcas que se basan en el “Sin”, porque en cierto modo, estás creando una alarma social. Es mejor basarse en las propiedades positivas de un producto, no en las negativas, no crear una necesidad en el consumidor a través del miedo. 

Para concluir, ¿qué recomendarías a nuestros lectores del Blog Eko si buscan un buen cuidado de la piel? 

Yo recomiendo un buen cuidado de piel por las noches, ya que es el momento donde más tiempo tiempo tienen para hacer efecto. La limpieza es esencial, pero no hay que obsesionarse, con que te limpies una vez al día, ya es suficiente y por último, si la piel es más madura, con un sérum estaría perfecto. Es importante combinar los tratamientos, en lugar de hacer solo uno y sobre todo, ser consciente y coherente con el cuidado de tu piel. 

https://www.youtube.com/watch?v=8zHhfon-Xmwu0026feature=emb_logo

Muchas gracias por tu tiempo y consideración Verónica, te deseamos todo lo mejor con Terai Cosmética, un proyecto necesario, sostenible y tractor del cambio dentro de la industria cosmética.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.