Juguete Los Sunner. Guardian

10 €
10 €

por Wodibow

3 unidades Ahorra X%
The Sunners. Guardian
En stock
OR
Sello EKO
Grado de eco-efectividad y sostenibilidad del producto

Materiales reutilizados / reciclados i 0%

Materiales Reciclables i 100%

Materiales Renovables i 100%

Materiales Libres de Tóxicos i 100%

Plásticos no derivados del petróleo i 100%

Emisiones generadas en el transporte hasta la fábrica 0.042kg CO2

i Tipo de energía utilizada Renovable

i Emisiones generadas por consumo energético Sin datos

Lugar de origen del producto Spain

Peso del producto 0.075kg

Transporte kg CO2 eq
100 km 0.017 kg CO2 eq
500 km 0.084 kg CO2 eq
1.000 km 1.128 kg CO2 eq
3.000 km 3.384 kg CO2 eq
6.000 km 6.768 kg CO2 eq
10.000 km 11.28 kg CO2 eq
15.000 km 16.92 kg CO2 eq

Ciclo de Vida Útil 0años

Ciclo de Vida Estético 0años

Emisiones generadas por el Material 1 0.28 kg CO2 eq

Logística
In the case of export / import, the expenses of customs will be charged separately
Customer Reviews (0)


Juguete Los Sunner. Guardian diseñado por Pablo Saracho

Pequeños y divertidos muñecos de madera de haya articulados con imanes. 4 piezas. No incluye personaje.

Descripción

Características de Juguete Los Sunner. Guardian

Material Principal Madera de haya Color Principal Rojo
Dimensiones Embalado (alto X ancho X fondo) 14,3 x 5 x 14,8 Peso Embalado (Kg.) 0.0800
Peso (Kg.) 0.075

Descripción general de Juguete Los Sunner. Guardian

Los Sunner viven en las zonas más soleadas pero no se confundan, estos woonkis siempre están preparados para invadir nuevos territorios.

Un asteroide golpea un bosque remoto cerca del Polo Norte magnético, causando uno de los desastres naturales más afortunados jamás registrados. Las rocas magnéticas empezaron a comportarse de una manera extraña: se movían y giraban unas sobre otras. Pequeños trozos de madera de haya empiezan a parecer humanos, con partes que parecen cabezas, brazos, pies... A lo largo de varios cientos de años, estas rocas han evolucionado y se han convertido en imanes vivos y poderosos, se han fusionado con trozos de madera, y ahora son totalmente humanoides, para crear los divertidos y multifacéticos Los Woonkis.